sábado, 3 de marzo de 2007

La luz (2)

Existen distintas fuentes de luz artificial como ya hablé en el post anterior (La luz (1)), las llamaremos luminarias, que es la palabra adecuada, ya que una bombilla puede tener un mecanismo de funcionamiento muy sencillo, pero un fluorescente por ejemplo no es tan sencillo, con lo cual, la palabra luminaria engloba todo el mecanismo que pone en funcionamiento esa fuente de luz.

Tenemos entonces distintos tipos de luminarias, cada una mas o menos moderna, con un mecanismo mas o menos complejo, y con unas peculiraridades en todos los casos distintas que detallaré en los siguientes posts.

Aquí nos centraremos en una característica: la temperatura del color. Es una característica que nos dice qué tipo de luz nos va a dar esa luminaria. En el gráfico se puede ver la curva donde nos muestra a qué color corresponde cada temperatura, la medida es en ºK, se refiere a grados de color, no de temperatura térmica.

  • 2.500ºK: Amarillo
  • 3.200ºK: Anaranjado
  • 5.000ºK: Blanco
  • 6.500ºK: Blanco azulado
  • 10.000ºK: Azulado
Hay tipos de luminarias, como los fluorescentes, que tiene distintos tipos de temperatura de color según el modelo. La temperatura adecuada a cada entorno, es la que uno crea conveniente, para gustos los colores :). En teoría para según que tareas, con qué material o en qué entornos se trabaje, es mejor una temperatura u otra, pero lo dicho, cada uno que elija lo que quiera y con lo que mas a gusto esté.

No hay comentarios: